La RECI – Red de Ciudades Interculturales

La RECI (Red de Ciudades Interculturales) es una agrupación de ciudades de diferentes puntos del territorio español comprometidas con el impulso de políticas de gestión de la diversidad basadas en la interculturalidad.

Asumiendo que en Europa, las sociedad son cada vez más diversas, la RECI proporciona una serie de instrumentos y acciones que quieren facilitar la administración de esta diversidad: ser capaces de gestionar y explotar el potencial de la diversidad, estimulando la creatividad y la innovación, es clave para generar prosperidad económica, cohesión social y una mejor calidad de vida. La diversidad puede ser un recurso para el desarrollo de una ciudad, siempre que el discurso público, las instituciones y la ciudadanía aprovechen los beneficios intrínsecos que genera la misma.

La RECI nació en 2011 impulsada por el Consejo de Europa, y está englobada en el programa europeo Intercultural Cities (“Ciudades Interculturales”).

La RECI cuenta con el apoyo de la Fundació “La Caixa” y la colaboración del  GRITIM  (Grupo Interdisciplinario de Investigación sobre las Migraciones) de la Universidad Pompleu Fabra.

Intercultural Cities

El proyecto Intercultural Cities (Ciudades Interculturales) creado por el Consejo de Europa en el 2008 en una iniciativa conjunta con la Comisión Europea, parte de la convicción que uno de los grandes retos de Europa es y será la gestión de la creciente diversidad cultural en el continente.

El proyecto tiene como objetivo ofrecer a las ciudades instrumentos para gestionar la diversidad cultural como un recurso de dinamismo y desarrollo social y económico, mediante el estímulo de la creatividad y la innovación. El objetivo final es lograr que la diversidad sea una fuente de prosperidad económica, cohesión social y calidad de vida para todos los ciudadanos.

El Proyecto “Ciudades Interculturales” defiende el uso del enfoque intercultural en el desarrollo de políticas de gestión de la diversidad. La interculturalidad se basa en la apuesta por la igualdad de derechos, deberes y oportunidades sociales; en la construcción de un discurso en positivo de la diversidad y, sobretodo, en el fomento de la interacción social positiva entre el conjunto de la población, luchando contra la discriminación y la exclusión de personas y colectivos.

¿Quieres saber más? Visita la página de Intercultural Cities